Creencias judías sobre el dinero. Parte I

Empecemos con una breve historia de los judíos en República Dominicana, según Wikipedia:

¨Comerciantes judíos sefarditas llegaron al sur de la Española durante los siglos XVI y XVII huyendo de los resultados de la Inquisición Española. Durante los siguientes siglos muchos judíos y sus descendientes se asimilaron a la población general, aunque muchos de los judíos dominicanos todavía guardan varios aspectos de la cultura sefardita de sus ancestros. Para los siglos XVIII y XIX, muchos sefarditas de Curazao emigraron a la República Dominicana por causa de una crisis económica. Actualmente, el Haham Yehonatan Elazar-DeMota dirige el Beth HaMidrash Sefardi en Santo Domingo.

Sosúa, un pequeño pueblo en la costa norteña de la isla, fue fundada por judíos asquenazies,  huyendo del gobierno Nazi de los 1930. Rafael Trujillo, el dictador del país, abrió las puertas de la República Dominicana a refugiados judíos por sus habilidades y también para “mejorar” lo que él consideraba la “raza inferior” de los dominicanos, oscuros al comparar con los blancos recién llegados. Hoy en día Sosúa tiene una sinagoga y un museo de historia judía. Todavía se encuentran descendientes de judíos asquenazíes y sefarditas en otros pueblos en el norte de la isla¨.

Una pequeña aclaración para los que tengan dudas: los judíos sefarditas o sefardíes son los que se establecieron en la península Ibérica, hasta 1492 cuando fueron expulsados por los Reyes Católicos.  Sefard era el nombre en Hebreo que daban a España. Estos son de origen árabe, de Armenia, Persia, Georgia, Yemen y hasta de India.   Mientras que asquenazies o ashkenazies son los que se establecieron en Europa Central y Oriental, como en Alemania, Polonia, Rusia, Ucrania y otros países y provienen de Asiria y parte de Turquía.

Son muchas las tradiciones de la cultura judía, quienes en muchos casos se han considerado usureros, entre otras calificaciones despectivas; ya que en la Edad Media subsistían a veces prestando dinero y empeñando joyas, estando limitadas algunas actividades comerciales solo para los católicos. Los católicos no podían prestarse dinero entre sí,  pero un judío si podía prestarle a un católico, más no a un judío.  Se dice que incluso le prestaban a algunos reyes y luego para no pagarles los expulsaban o lo acusaban de algo. Y de ahí la persecución a los ¨marranos¨.

¨Marrano¨ fue otro de los términos despectivos que se utilizó en España y Portugal. Hay varias hipótesis sobre el origen de este vocablo. Dicen que proviene de un vocablo hebreo ¨marranus¨ que significa forzado a la amargura. También se dice que proviene del árabe ¨muharran¨ que se traduce como cosa prohibida.  Otros dicen que simplemente quisieron llamarlos ¨Cerdos¨.

Mi abuelo, descendiente de judíos asquenazíes curozaleños,  le contaba una vez a un periodista llamado Leo Beato,  lo siguiente, durante una entrevista y posteriormente escribió el artículo: ¨Picos de Oro¨, publicado en el periódico Hoy.

Todos los apellidos que lleven una “de” por delante indicando procedencia son descendientes de judíos sefarditas o sefardíes”, me contó un día en su voz de barítono dramático. “Por ejemplo, De Marchena, De los Santos, De Céspedes, De la Madrid, De Santángel (Luis de Santangel, el sefardí a quien Isabel la Católica le empeñó sus joyas para la empresa del Almirante). Sefard era el nombre en hebreo con que se conocía a la Península Ibérica. Allí convivieron sin pelearse por siglos judíos y moros antes de que se unieran los reinos de León y de Castilla. Además, todos los apellidos que tengan que ver con frutas, campos y árboles son también de origen sefardí: Romero, Postigo, Flores, Ramírez, Robles, Toledano (como el otro pico de oro del mismo nombre). Y lo más curioso”, añadió tomando un respiro como en una cátedra magistral, “es que también los apellidos que tengan que ver con iglesias o con cargos eclesiásticos, como Iglesias, Cardenal, Sacristán, Vicario, Benito y Beato, son también de procedencia judía sefardí. Se escondían detrás del apellido para evitar que los persiguieran en un país donde los llamaban “marranos” por su condición hebraica”. ” Por ejemplo, tu verdadero apellido es el de Baruch, que en español equivale a  Beato. “España se quedó trunca cuando el Gran Rabino la maldijo al salir al exilio forzado por los Reyes Católicos. Como fue luego el caso con los Republicanos ese país se quedó sin joyas y con muy pocos cerebros pensantes“…

Al conocer la historia nos damos cuenta de su capacidad para hacer negocios de esta comunidad y cómo han prosperado a través de los siglos. Por nombrar a algunos personajes e imperios tenemos: Ralph Lauren (Ralph Lifchitz) Walt Disney Company, Time Warner, Warner Music, ABC, CBS, Microsoft. En Hollywood Goldwyn Pictures, NBC. Y sólo por nombrar algunos actores, actrices, productores: Adam Sandler, Woody Allen, Steven Spielberg, Ben Stiller, Barbara Streissand, etc. El banco Phillipson de Bruselas, hoy es el Banco Degrof; el Deutsche Bank fundado por Ludwig Bamberger de origen judío y el Dresdner Bank entre otras grandes instituciones financieras. En esta ocasión quiero compartir las creencias, mitos y tradiciones en cuanto al dinero; que ya sea por una cosa o por otra, procuro en la medida de lo posible, no quebrar estos principios, pues uno nunca sabe y la verdad es que los judíos saben sus cosas con estos temas de prosperidad.  Sólo por si acaso, aquí les van:

Creencias judías en cuanto al dinero y tu economía personal:

Estas son las principales creencias relacionadas a dinero de esta peculiar cultura:

  • En el día del pago de su sueldo, no se debe gastar ni un solo peso, toda la suma recibida tiene que pasar una noche en casa o en su cuenta bancaria.
  • Los ancianos sabios aconsejan que se conserve un billete durante todo el año. Como quiera que este billete está cargado con su energía positiva, por lo tanto, empezará a atraer más dinero hacia usted.
  • Si se ponen a silbar con la boca en la habitación, no recibirán dinero extra, y tampoco, si recogen migas de la mesa con la mano.
  • Para que haya siempre dinero en casa, hay que poner la escoba  hacia abajo.
  • Es preferible pedir aumento en el sueldo al medio día, porque es cuando el sol irradia su máxima energía. No presten dinero los lunes, ni pidan prestado los martes, ni tampoco devuelvan lo que se les prestó los días viernes. Tomen y den prestado en la mañana, porque cualquier manejo de dinero en la noche significa: la bancarrota.
  • En general, traten de no tomar prestado, sino más bien de prestar, así estarán programando al dinero para que siempre se devuelva, adonde está usted.
  • En el bolsillo de su ropa, donde guardan el dinero, tengan siempre un billete o moneda. Por cierto, al dinero no le gustan los “bolsillos rotos”.
  • Su billetera nunca debe estar estar vacía, allí tiene que haber por lo menos una moneda.
  • Todos los billetes tienen que ponerse con la cara viendo hacia afuera, hacia donde esté su dueño.
  • En su separación más chica, pongan un billete de 1 Dólar o su equivalente, doblado en forma de triángulo.
  • En su billetera conserven una “Moneda Feliz” de su primer sueldo, de una persona buena o de un trato exitoso. Esta moneda no debe ser gastada, ya que es un “talismán” , sino el dinero se sentirá como despreciado y no regresará.
  • El dinero obtenido en juegos, apuestas,  encontrado o regalado, no trae la felicidad, y por lo tanto, no tiene que conservarse por mucho tiempo, gástenlo rápido o dónenlo a la caridad.

En una siguiente entrega compartiré unas lecciones básicas de economía judía, hasta la próxima.

Shalom!


Fuentes:

http://hoyacontecerdelalaguna.blogspot.com

Wikipedia, la enciclopedia libre.

Picos de Oro. Leo Beato:

http://www.hoy.com.do/opiniones/2007/3/27/226039/print

Una respuesta a “Creencias judías sobre el dinero. Parte I

  1. Me encanto, y de buena fuente, pues yo he estudiado el judaismo y algunos otros temas sobre los judios y asi mismo fue. Felicidades prima…….Elaine Andrickson (hija de Carlos Marcial Andrickson)..

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s